martes, 25 de febrero de 2014

Breve historia de los mundiales de fútbol

El fútbol fue reglamentado en 1863 por aficionados que lo practicaban en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. El reglamento fue aceptado luego de una reñida elección, prohibiéndose todo tipo de golpes o de maniobras que no sean una consecuencia del predominio de la habilidad sobre la fuerza, quedando para el rugby el predominio inverso. Se ha dicho, muchas veces con bastante razón, que “el rugby es un deporte de bestias practicado por caballeros, mientras que el fútbol es un deporte de caballeros practicado por bestias”. Entonces el fútbol (football = balón-pié) es el deporte en el cual predomina la habilidad para impulsar un balón con el pié con la intención de introducirlo en el arco contrario, para lograr un gol (goal = meta, objetivo).

El fútbol se difunde por el mundo, desde fines del siglo XIX, llevado por los trabajadores ingleses que se desempeñaban en los ferrocarriles, siendo el deporte practicado en los momentos de ocio, llegando de esa forma a Sudamérica, en donde surgen los más serios competidores del fútbol europeo.

Los mundiales de fútbol son organizados por el belga Jules Rimet. Para el primer mundial se designa como sede a Uruguay, ganador de la medalla de oro en las dos anteriores olimpiadas. A partir de entonces, el Campeonato Mundial de Fútbol ha pasado a ser, quizás, el mayor acontecimiento del año, al menos si se dejan de lado los sucesos desagradables como guerras, terremotos o asesinatos de personajes importantes.

En 1930, con la participación de 13 países, mantiene su vigencia el predominio rioplatense ya observado en los Juegos Olímpicos, venciendo en la final Uruguay a la Argentina. Hubo quejas por parte del subcampeón debido al juego brusco y a las presiones extra-futbolísticas que recibieron sus jugadores. El club San Lorenzo expulsó a Monti, luego del mundial, acusándolo de haber jugado la final atemorizado por la presión recibida. Francisco Varallo escribió: “Todo el Mundial se podría resumir en cómo se vivió la final. Había 60.000 personas en el Estadio Centenario. El clima seguía muy hostil en contra nuestro. Pero teníamos el apoyo de muchos argentinos que viajaron en barco desde Argentina para alentarnos” (De “El Libro de Oro del Mundial”-Diario Clarín-Buenos Aires 1998).

El criterio imperante, desde 1930 hasta el Mundial de 1966, fue designar como sede a un país de Sudamérica seguido de dos Mundiales en países europeos, tal la secuencia Uruguay, Italia, Francia, Brasil, Suiza, Suecia, Chile, Inglaterra. A partir del Mundial 70 la secuencia fue de uno en América por uno en Europa, tal la secuencia México, Alemania, Argentina, España, México (por renuncia de Colombia), Italia, EEUU, Francia. A partir del 2002 se realiza el primer Mundial fuera de Europa y América, tal el de Corea-Japón, dejándose de lado los criterios anteriores. El primer Mundial en África fue el de 2010.

El Mundial de 1934 se realiza en la Italia fascista. Argentina concurre con un seleccionado amateur, ya que los profesionales estaban de huelga, por lo que cae eliminado poco después del inicio. Italia obtiene el campeonato integrado en sus filas por cuatro argentinos: Orsi, Guaita, Demaría y Monti; el mismo Monti que jugó “suavemente” en la final anterior contra Uruguay mientras que, en suelo fascista, se destacó por su juego brusco. Juan De Biase escribió: “Monti, sintiéndose local y protegido, se convirtió en el duro de la película, papel que en el 30, con la camiseta argentina, había resignado bajo el peso de las amenazas”. “La férrea consigna de «Vencer o morir» que les impuso el Duce a sus jugadores era más dulce que la advertencia al entrenador, Vittorio Pozzo: «Que Dios lo ayude si llega a fracasar»”.

El Mundial de 1938 se realiza en Francia. Argentina decide no presentarse, lo mismo que hizo en 1954 y 1958. En el mencionado libro se dice: “Argentina creía tener antecedentes para ser el organizador del torneo. Al no conseguirlo, propuso participar sin jugar las eliminatorias. La organización no aceptó y la Argentina desertó. Los hinchas, fastidiados, intentaron copar el edificio de la AFA. La policía lo impidió”. En un clima enrarecido por el inminente inicio de la Segunda Guerra Mundial, Italia vence nuevamente.

Debido a la esa guerra, los Mundiales se reinician en 1950, en Brasil. El país organizador había preparado grandes festejos para celebrar un seguro triunfo. Sin embargo, el optimismo se convirtió en decepción ante la inesperada victoria del Uruguay sobre Brasil en la final jugada en el Maracaná, estadio con capacidad para 200.000 personas. Hubo suicidios colectivos, estimándose su cantidad en algo menos de un centenar. Si se hiciera una estadística que vinculara la cantidad de campeonatos mundiales logrados en función de los habitantes de un país, Uruguay ocuparía el primer lugar, ya que obtuvo dos con una población que, en los años 50, era de algo más de 2 millones de habitantes. Argentina no participó. “El motivo oficial fue el disconformismo con los brasileños porque habían prohibido jugar a sus equipos contra los argentinos”. “Otras fuentes atribuyen la ausencia a una decisión del Gobierno ante el riesgo de no ganar el titulo”.

El Mundial de 1954 se realiza en Suiza; el primero que fue televisado. Los húngaros eran los candidatos. Incluso le ganan 8 a 3 a Alemania en una ronda inicial. Cuando se enfrentan en la final, comienzan ganando, por lo que dan por descontado el triunfo final. Alemania no bajó los brazos y vence finalmente a Hungría. Argentina no participa: “Continuaba con la negativa a los compromisos internacionales con los europeos”. Ferenc Puskas escribió: “En el torneo del 54 Hungría fue el «campeón moral». Sin dudas, teníamos mucho más fútbol que la selección alemana. Deslumbramos al mundo por nuestro estilo de juego, y es por eso que todavía no puedo entender cómo perdimos la final. Íbamos ganando 2 a 0 en apenas diez minutos de juego y terminamos perdiendo increíblemente por 3 a 2”. Algunas versiones indican que Adidas realiza un calzado deportivo superior a los restantes, siendo su uso reservado con exclusividad al equipo alemán.

En 1958 se realiza el Mundial en Suecia. Aparece la deslumbrante figura de Pelé; con apenas 17 años es la figura destacada del campeonato que gana Brasil. Just Fontaine, de Francia, convierte 13 goles. La Argentina cae 6 a 1 contra Checoslovaquia. Se hablará luego del “desastre de Suecia”. La poca confrontación previa con equipos europeos y la autosuficiencia, hicieron que no se pasara de la primera ronda. El año anterior, Argentina había arrasado en el Campeonato Sudamericano. Desde Italia compran la delantera completa, Angelillo, Maschio y Sivori, que no participan en el Mundial del 58. River le puso a Sivori un precio muy alto para no venderlo. Sin embargo, la Juventus, apoyada económicamente por la familia Agnelli (dueños de FIAT) lo compra “para la Juve y para la Selección de Italia”, ya que en ese entonces se permitía a un jugador cambiar de selección nacional.

En 1962 vuelve el Mundial a Sudamérica; esta vez a Chile. Vence nuevamente Brasil. Pelé sale lesionado en los primeros partidos y Garrincha es la figura descollante. Los mejores jugadores argentinos juegan en otras selecciones: Sivori y Maschio en Italia, Di Stéfano en España (aunque estuvo lesionado). La FIFA decide que ha de ser el último Mundial en que ello ocurra. El jugador que vista la camiseta de una selección nunca podrá vestir la de otra, no impidiendo que juegue en selecciones extranjeras quien no haya integrado nunca la propia. Argentina queda eliminada en la primera ronda con un desempeño mediocre.

El Mundial de 1966 se realiza en Inglaterra, país que vence en la final a Alemania. Franz Beckenbauer y Eusebio, de Portugal, son las figuras destacadas del Mundial. La Argentina pasa esta vez a cuartos de final perdiendo 1 a 0 con quien habría de resultar campeón. Fue una actuación que conformó a la afición. Aparecen dudas respectos de los arbitrajes: un alemán dirige Inglaterra-Argentina y un inglés Uruguay-Alemania. El alemán expulsa a Rattin por protestar. Al no comprender el idioma, se detuvo el partido varios minutos. Pata evitar situaciones similares en el futuro, la FIFA promueve el uso de tarjetas: amarilla y roja. Italia reserva sus mejores jugadores en el partido contra Corea del Norte, suponiendo que podían ganarle fácilmente. Sin embargo, pierde y queda afuera.

México organiza el Mundial del 70. Brasil resulta campeón goleando 4 a 1 a Italia en la final, siendo considerado el mejor equipo de todos los mundiales. Argentina queda afuera en las eliminatorias quedando tercera, después de Perú (clasificado) y Bolivia, por lo que no concurre a México. Perú tuvo muy buen desempeño, aunque tuvo la mala suerte de enfrentarse con Brasil antes de la final. Pelé resulta campeón mundial por tercera vez. Oswaldo Ramírez, autor de los goles contra la Argentina, en el 2 a 2 de las eliminatorias, escribió: “Aquella tarde no era una tarde común para nosotros, los peruanos. Todo indicaba que la situación favorecería a la Argentina. No por nada decidieron jugar en la cancha de Boca, un estadio conocido por la presión del público. Pero supimos sobrellevar esa presión”.

Alemania es la sede designada para el Mundial de 1974. Vence en la final a la Holanda de Johan Cruyff, la figura del mundial. La Argentina cae goleada 4 a 0 ante Holanda, terminando en un aceptable 8vo lugar. Miguel Brindisi escribió: “En ese Mundial, Holanda provocó una bisagra en el juego ya que a partir de su estilo se empezó a practicar otro fútbol. Ellos marcaron una gran diferencia con el resto. Aunque muchos dicen que el mejor es el campeón, todos recuerdan a Holanda, pese a que Alemania fue el que consiguió el titulo”.

En 1978 la sede es Argentina, que vence en la final a Holanda. Con un equipo integrado casi totalmente por jugadores locales (excepto Kempes, goleador en España) tiene un muy buen desempeño. En el recuerdo de la final queda la imagen de la pelota que pega en un poste del arco argentino; si hubiese entrado, otra sería la historia. El jugador destacado fue Mario Kempes, el delantero que no hizo goles durante todo el Mundial del 74, que tampoco hizo goles en los tres primeros partidos del 78, pero que en la fase final pudo consagrarse como el goleador del Mundial.

España organiza el Mundial de 1982. Italia vence en la final a Alemania, lo que no resulta extraño dada la “paternidad” del primero sobre el segundo. En el grupo en donde participa Italia, todos los partidos terminan en empates, por lo que se clasifica agónicamente por los goles a favor. Debido a la severas criticas recibidas, el director técnico italiano recibe a periodistas de cualquier nacionalidad, menos a los italianos. Con una gran actuación de Paolo Rossi, Italia mejora notablemente respecto de su pobre inicio. El equipo argentino no tiene el desempeño esperado, ya que con varias de las figuras del 78 y con Maradona, tiene una actuación muy pobre, posiblemente por el estado anímico que predominaba en una época en que se desarrollaba la guerra de las Malvinas.

Para 1986, México resulta ser el primer país en ser sede de un Mundial por segunda vez, ya que Colombia renuncia a su designación como organizador. Argentina se clasifica agónicamente y los resultados previos al Mundial no resultan convincentes. Sin embargo, con la gran actuación de Maradona, se llega invicto a la obtención del campeonato. En la final, al estar Maradona muy bien marcado, se destaca la figura de Jorge Burruchaga, que no sólo muestra sus aptitudes como delantero velocista y goleador, sino también como un excelente organizador desde el medio campo.

Italia vuelve a ser sede y organiza el Mundial del 90. Se repite la final del 86, pero esta vez gana Alemania con un penal (dudoso para la afición argentina). Desde que finaliza el campeonato anterior hasta que comienza el del 90, el seleccionado argentino estuvo a punto de lograr el record de ser el seleccionado nacional con menor cantidad de goles anotados por partido. Sin embargo, tiene un buen desempeño, con la destacada actuación del arquero Sergio Goycochea, que permitió el triunfo en dos ocasiones ante la ejecución de la serie de penales. Fue un subcampeonato bastante valorado por cuanto se trataba de parte del gran equipo del 86, aunque en decadencia.

EEUU fue designado como organizador del Mundial de 1994. Brasil vence por penales en la final a Italia. Mientras que los seleccionados argentinos conducidos por Bilardo (del 86 y del 90) eran débiles fuera de los mundiales y fuerte en ellos, el seleccionado conducido por Basile era lo opuesto. Con buena ofensiva pero con una pobre defensa, logra el 10mo lugar. Colombia defrauda a su afición ya que estaba muy confiada luego del 5 a 0 inflingido a la Argentina durante las eliminatorias. El gol en contra de Andrés Escobar ante los EEUU, le costó posteriormente la vida. Los equipos que van muy confiados, por lo general son derrotados; también lo son los equipos poco confiados. La cuestión es lograr el punto medio.

El Mundial vuelve a Europa en el 98, permitiendo que Francia ingrese a la elite de los ganadores del Mundial de Fútbol. Con una gran actuación de Zidane, vence en la final a Brasil. Argentina cae ante Holanda en cuartos de final recibiendo el gol final luego de la absurda expulsión promovida por el propio Ariel Ortega.

En 2002, el Mundial se realiza en dos países: Corea del Sur y Japón. Brasil vence a Alemania en la final, con la destacada actuación de Ronaldo, que se constituye en el máximo goleador de los mundiales. Los serios errores arbitrales inciden en la eliminación de Italia y España. La FIFA, al pretender que en el Mundial se utilicen las mismas reglas que en cualquier otro partido, descarta la utilización de cámaras de televisión para observar repeticiones ante pedidos del árbitro. Debido a la incidencia que un gol tiene en cada partido, es hora de que acepte la utilización de tales medios tecnológicos.

En el 2006, Alemania organiza su segundo mundial, mientras que Italia derrota por penales a Francia en la final. Argentina cae por penales ante Alemania por lo que la actuación fue bastante meritoria. Debuta Messi en los mundiales aunque con poca participación.

En el 2010 el Mundial se realiza en Sudáfrica, con el tan esperado triunfo de España, que posee uno de los ambientes futbolísticos de mayor importancia. El subcampeón fue Holanda, que también merece el campeonato por sus logros pasados y presentes. La imagen “infartante” de la final fue la del arquero Iker Casillas cuando estira su pierna desviando la pelota con destino de red enviada por Robben. La poca experiencia de Maradona como director técnico confirmó los temores acerca del seleccionado argentino.

La síntesis siguiente menciona al campeón y al subcampeón de cada Mundial, con el recuento posterior de tales resultados:

1930….Uruguay – Argentina
1934….Italia – Checoslovaquia
1938….Italia – Hungría
1950….Uruguay – Brasil
1954….Alemania – Hungría
1958….Brasil – Suecia
1962….Brasil – Checoslovaquia
1966….Inglaterra – Alemania
1970….Brasil – Italia
1974….Alemania – Holanda
1978….Argentina – Holanda
1982….Italia – Alemania
1986….Argentina – Alemania
1990….Alemania – Argentina
1994….Brasil – Italia
1998….Francia – Brasil
2002….Brasil – Alemania
2006….Italia – Francia
2010….España – Holanda
2014..Alemania - Argentina

1- Brasil (5 campeonatos – 2 subcampeonatos)
2- Alemania (4 campeonatos – 4 subcampeonatos)
3- Italia (4 campeonatos – 2 subcampeonatos)
4- Argentina (2 campeonatos – 3 subcampeonatos)
5- Uruguay (2 campeonatos)
6- Francia (1 campeonato – 1 subcampeonato)
7- España (1 campeonato)
8- Inglaterra (1 campeonato)
9- Holanda (3 subcampeonatos)
10- Hungría (2 subcampeonatos)
11- Checoslovaquia (2 subcampeonatos)
12- Suecia (1 subcampeonato)

(España e Inglaterra tienen un mismo desempeño, incluso considerando hasta un cuarto puesto obtenido por cada uno)

Europa: 11 campeonatos
Sudamérica: 9 campeonatos